VENTANAS PARA CASA PASIVA

Aunque no es un concepto nuevo, la casa pasiva se empezó a popularizar en las escuelas de arquitectura principalmente americanas a principios de los años 80, aunque es en la actualidad, y dados los cambios normativos promovidos por la mayor conciencia y preocupación mediambiental, cuando está empezando a impulsarse a nivel oficial su utilización.
El concepto de casa pasiva ó passivhaus es una tipología constructiva que, utilizando los recursos de la arquitectura bioclimática, materiales y sistemas de eficiencia energética muy superior a los habituales, logra edificaciones con consumos energéticos muy bajos logrando temperaturas y ambientes confortables sin a penas aportación de climatización adicional.

De la casa pasiva, los principales factores que afectan a las carpinterías y cerramientos son la hermeticidad del hueco, la transmitancia térmica del conjunto ventana / vidrio y la orientación, sombreado y factor solar de los huecos.

Hermeticidad

Un edificio superior hermético garantizará una ventilación y temperaturas favorables, a la vez que evitará daños por humedad. La hermeticidad de una casa pasiva debe demostrarse con una prueba de presión, habitualmente mediante el método del blow door, en la que el cambio de aire permitido no puede exceder 0,6 veces el volumen de una habitación por hora siendo la diferencia de presión de 50 pascales.

Cristales y marcos de ventanas

Los elementos que componen la ventana, es decir el acristalamiento y el marco, deben tener un valor U igual ó inferior 0,80 W/m2K (este valor puede ser más estricto en climas más extremos, mientras que los climas más suaves pueden cumplir los criterios con mayor Valores U) y el valor de conjunto de la ventana instalada debe tener un valor Uw igual ó inferior a 0,85 W/m²K.

Por lo tanto, es esencial utilizar marcos de ventanas bien aislados con múltiples cámaras y elementos aislantes perfectamente posicionados.

Los vidrios a su vez deben tener una transmitancia solar total alta (valor g) de al menos 50%, lo que hace posible una ganancia neta de calor durante el invierno (aunque valores de g más bajos pueden ser apropiados para climas extremadamente cálidos y soleados). Las diferentes hojas de vidrio deben estar separadas por cámaras rellenas de gases nobles que mejoran notablemente la transmitancia del conjunto (argón, kriptón…). Estas cámaras se deben separar con perfiles intercalarios no metálicos que mejoren los puentes térmicos existentes en dichas uniones.

Las ventanas deben ser herméticas y deben instalarse estudiando el detalle concreto de cada proyecto sin puentes térmicos en su contacto con la capa de aislamiento.

Orientación de ventana y sombreado

La orientación apropiada de las ventanas y el sombreado son esenciales para las casas pasivas. Para capturar la mayor cantidad posible de energía del sol son necesarias superficies acristaladas más grandes.

Al diseñar las ventanas, es importante reducir al mínimo la cantidad de marcos de ventana mediante la utilización de perfiles de hoja oculta y detalles de ocultación de los marcos, para minimizar las pérdidas de calor no deseadas (o las ganancias).

Para evitar el sobrecalentamiento, las ventanas orientadas al este y al oeste deben estar equipadas con persianas ó elementos de control solar adicionales.

Especialmente en climas más cálidos, las sombras también se recomiendan para ventanas que miran al ecuador.

Con el fin de garantizar una ventilación cruzada adecuada en los días más cálidos, todas las habitaciones que dan al exterior deben tener ventanas que se puedan abrir.

VENTANAS PARA CASA PASIVAManuel Cadierno
01

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve × = 18